Fundación Lepe

Entrevista a Felipe Sepúlveda

Tras un periodo de cuatro años en el que Pilar Galilea estuvo en la presidencia del directorio de Fundación Lepe, hoy asume como presidente Felipe Sepúlveda, en el que se espera continuar amplificando el impacto en el desarrollo comunitario sostenible e impulsar nuevos proyectos que se hagan cargo de los principales desafíos que viviremos como país, siempre desde la colaboración y el bien común.

A continuación el ingeniero comercial; y fundador y director ejecutivo de la empresa Carboneutral -dedicada a la gestión de CO2- comenta sobre los desafíos de la fundación para esta nueva etapa y la importancia de fomentar el desarrollo sostenible desde las mismas comunidades

 

“El trabajo en comunidad de manera colaborativa es la única forma de poder enfrentar los desafíos (climáticos) y nuestro rol es empoderar a dichas comunidades para que puedan enfrentar el futuro de la mejor manera posible.”

 

¿Qué entienden en Fundación Lepe por Sostenibilidad? ¿Y por desarrollo comunitario sostenible? 

Nuestro objetivo es llevar la definición de desarrollo sostenible a la práctica, entendiendo éste como el desarrollo que permite satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de desarrollo de las próximas generaciones en base a sus propias necesidades. [Sigue leyendo en el documento a continuación]

“El trabajo en comunidad de manera colaborativa es la única forma de poder enfrentar los desafíos (climáticos) y nuestro rol es empoderar a dichas comunidades para que puedan enfrentar el futuro de la mejor manera posible.”

Tras un periodo de cuatro años en el que Pilar Galilea estuviese en la presidencia del directorio de Fundación Lepe, asume como presidente Felipe Sepúlveda, en un nuevo periodo, donde se espera continuar amplificando el impacto en el desarrollo comunitario sostenible e impulsar nuevos proyectos que se hagan cargo de los principales desafíos que viviremos como país, siempre desde la colaboración y el bien común.
A continuación el ingeniero comercial, fundador y director ejecutivo de la empresa Carboneutral -dedicada a la gestión de CO2- comenta sobre los desafíos de la fundación para este nuevo periodo y la importancia de fomentar el desarrollo sostenible desde las mismas comunidades

¿Qué entienden en Fundación Lepe por Sostenibilidad? ¿Y por desarrollo comunitario sostenible?

Nuestro objetivo es llevar la definición de desarrollo sostenible a la práctica, entendiendo éste como el desarrollo que permite satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de desarrollo de las próximas generaciones en base a sus propias necesidades. Esta definición clásica que nace de la Comisión Brundtland en el Informe “Nuestro Futuro Común” en 1987, hoy se complementa con la identificación de los pilares medioambientales y sociales como fundamentales para cumplir con la primicia del desarrollo sostenible, más allá de la ilusión de que el pilar económico fuese la única forma de una sociedad para superar la pobreza y terminar desarrollándose.

Precisamente esta visión antropocéntrica, que pone al ser humano como el centro de todo desarrollo, se ha enfocado solamente en impulsar el crecimiento económico en detrimento de los aspectos sociales y ambientales, generando un total desequilibrio con el medio ambiente junto con generar profundos shocks sociales marcados por la desigualdad y la pobreza, poniendo además en riesgo, el bienestar de las futuras generaciones, junto con la afectación al resto de las especies con las cuales compartimos este hogar común.

Hoy podemos comprender que nuestra especie depende inevitablemente del bienestar del ecosistema del cual somos parte, y recuperar ese equilibrio, remediar el daño causado y transitar a modelos de desarrollo justos y responsables, es el único camino para cumplir con el principio de desarrollo sostenible. Nuestra fundación busca aterrizar el desarrollo sostenible a las bases que conforman una sociedad. Es en las personas y en la comunidad que forman dichas personas, la mejor manera de construir una sociedad sostenible. Buscamos que las comunidades trabajen colaborativamente para poder desarrollarse de manera equilibrada con su entorno y de manera justa y equitativa con cada miembro de la comunidad. Hemos alineado nuestros proyectos con los objetivos de desarrollo sostenible de tal manera que se conviertan en una guía para las comunidades que les permita identificar de manera clara y transparente los impactos positivos que sus iniciativas y proyectos comunitarios pueden generar.

 

¿Cuáles son los desafíos que tiene la fundación para 2021?

Hace algunos días acabamos de cerrar el proceso de postulación de la tercera versión de nuestro proyecto “Fondo Común”, por lo cual uno de los focos de los próximos 2 años es el financiamiento, apoyo y acompañamiento a los proyectos colaborativos que serán seleccionados en esta tercera versión. Buscamos también este año generar nuevas alianzas con otras fundaciones de tal manera de amplificar el impacto y desarrollar nuevos proyectos que se hagan cargo de los principales desafíos que viviremos como país.

En relación a nuestro programa Vivo Curimón, continuaremos desarrollando las 3 líneas de trabajo en el territorio enfocadas en las Fiestas y Tradiciones Populares, la Arquitectura Patrimonial y el Paisaje Cultural. Dentro de la línea relacionada con el Paisaje Cultural, esperamos llevar a cabo la implementación de nuevos usos del cerro San Francisco de Curimón, como por ejemplo, convertir al cerro en un referente en el Valle del Aconcagua; como un lugar de observación del valle, que a su vez se convierta en un aula abierta para las comunidades escolares y un espacio ecológico protegido. También se buscará potenciar al cerro como un lugar de reunión para todos los habitantes de Curimón donde actualmente la comunidad celebra la fiesta de su santo patrono, San Francisco de Asís. En relación al valor ecológico del cerro, durante Enero de 2021 iniciamos el proceso de restauración ecológica de éste, dentro del cual buscamos involucrar a la comunidad para que puedan sostener en el tiempo este proceso.

¿Qué desafíos debiesen pensarse de aquí a 5 años?

Uno de los grandes desafíos que enfrentaremos como sociedad es la adaptación frente al cambio climático,elcualvinoparaquedarse,y sobreelcualtenemosmuypocotiempoparaalmenosevitar sus peores consecuencias. Sin embargo es una situación que ya está ocurriendo y de la cual inevitablemente, seremos afectados por fenómenos tales como sequías más intensas y prolongadas; aumento de desastres naturales; olas de calor; incendios forestales; alza en el nivel del mar; entre otras cosas y que lamentablemente impacta mayormente a los más vulnerables que no cuentan ni con los recursos ni con la infraestructura adecuada para soportar tales amenazas. El trabajo en comunidad de manera colaborativa es la única forma de poder enfrentar estos desafíos y nuestro rol es empoderar a dichas comunidades para que puedan enfrentar el futuro de la mejor manera posible. Por ejemplo, nuestro proyecto Vivo Curimón, en la localidad del mismo nombre, busca rescatar el patrimonio cultural y natural de la zona, de tal manera de potenciarla y convertirla en un polo de desarrollo sostenible dentro del Valle del Aconcagua. Nuestro sueño es transformar a Curimón en un modelo comunitario sostenible que sirva como piloto a replicar en otras localidades del país, y en donde las personas puedan encontrar oportunidades de desarrollo más allá de la actividad económica tradicional propia de cada localidad, sino que buscando nuevas formas de potenciar un territorio a través de actividades más sostenibles y que no dependan necesariamente de la explotación de recursos naturales, como por ejemplo el turismo responsable.

¿Cuál es el sello que buscas consolidar en este nuevo periodo como presidente del directorio de la fundación?

Particularmente en este periodo el foco será consolidar lo que hemos venido haciendo durante los últimos años, de tal manera de generar un modelo de funcionamiento que permita su escalabilidad en el tiempo, bajo el marco de desarrollo sostenible como modelo de desarrollo en los territorios. Personalmente veo una oportunidad de posicionar a Fundación Lepe como un actor relevante en la estrategia de adaptación al cambio climático, el principal desafío que enfrentamos en Chile, al ser un país altamente vulnerable al cambio climático, y en donde nuestra experiencia en impulsar proyectos comunitarios colaborativos en temáticas ambientales y sociales pueden permitirnos ser un importante aporte a este urgente desafío.